Puertas Lacadas

VENTAJAS DE LAS PUERTAS LACADAS

Están de moda las puertas de color claro. La laca es una alternativa perfecta al roble.

Las puertas de laca, sobre todo si se fabrican sobre tableros de DM, son resistentes y no sufrirán ni con los cambios de temperatura ni con la humedad. Adiós a los problemas de puertas dilatadas que tantos disgustos ocasionan cuando tenemos puertas de madera. La laca ni se dilata ni se contrae.

Las puertas lacadas dan mayor amplitud a las estancias, ya que iluminan las habitaciones en las que son colocadas. En pisos de pequeño tamaño, agrandar visualmente es una necesidad imperiosa.

Las puertas lacadas son fáciles de limpiar y mantener. Pueden lavarse pasando un paño con agua y jabón neutro. En caso de alguna mancha fuerte, se puede eliminar aplicando en la zona una pequeñísima cantidad de alcohol diluido en agua.

Las últimas tendencias en decoración de interiores, están apostando por las puertas lacadas, así que quienes decidan estar a la moda, con estas puertas, acertarán.

INCONVENIENTES DE LAS PUERTAS LACADAS

Las puertas lacadas son más caras que las puertas de madera. Además de la puerta, el lacado es una técnica costosa y más cara que el barnizado.

Las puertas lacadas, con el tiempo, tienden a ponerse amarillas, sobre todo si le da el sol.

Son menos resistentes a los golpes.

¿En qué te podemos ayudar?

    Al rellenar el formulario y presionar ENVIAR está aceptando el Aviso Legal

    L&R Puertas

    O

    Estamos en la Avenida Peñascales 18
    Matas (Madrid)

    Encuéntranos en el mapa. 

    Ir arriba
    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad